martes, 5 de julio de 2011

Dime de dónde vienes y te diré cómo eres

Durante el menemismo millares de argentinos deambulaban por el mundo en calidad de turistas.

Por diversos motivos (poder adquisitivo, ubicación geográfica, disponibilidad de tiempo ocioso, etc.) siempre hubo quienes contaron con mayores facilidades para ejecutar estas gozosas travesías.

Han sido entonces estos afortunados, embajadores efímeros de nuestra nación y han construido el estereotipo del argentino fronteras afuera. Estereotipo poco representativo de acuerdo al pequeño tamaño de la muestra y al desvío típico federal.

Soberbios, groseros, pasionales, holgazanes, corruptos, rebeldes, pedantes, charlatanes, tramposos, arrogantes y vanidosos son algunos de los calificativos que nos rotulan en otras latitudes.

Cabe destacar también, que para que ésto suceda, debe existir una tendencia prejuiciosa anfitriona que permita evaluar y calificar prematuramente una marabunta en función de la hormiga.

Dedicaré entonces un pequeño espacio, a todos aquellos personajes foráneos (si las estadísticas de Blogger no mienten) que por casualidad visitan este Blog. Y estereotiparé a cada una de estas naciones de acuerdo a cualquier representante que alguna vez haya tenido el agrado de conocer:


Mexicanos: Gordos, simpáticos, vergonzosos, cachondos, bohemios, ricachones.

Estadounidenses: Gigantes, torpes, menores de edad, poco inteligentes, nerviosos y colorados.

Españoles: Drogadictos, generosos, sucios, carismáticos, promiscuos, inmaduros.

Colombianos: Hermosos, seductores, fumadores, fieles, reservados y jetones.

Chilenos: Trabajadores, humildes, viejos, patriotas, encaradores y pollerudos.

Alemanes: Marineros, disciplinados, políglotas, gordos, beodos, amanerados.

Peruanos: Charlatanes, pegajosos, amistosos, pulcros, entrometidos y chismosos.

Venezolanos: Inteligentes, laburadores, musculosos, vanidosos, soberbios y pedantes.

Uruguayos: Holgazanes, hospitalarios, vendedores, desalineados, empáticos y ebrios.

7 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

pegó fuerte Colombia, eh!

Sumo?

Polacos: altos, bochincheros, divertidos, borrachos dignos, ansiosos y ocurrentes

Bati dijo...

CAFÉ: Jaja nah, un simple flechazo no correspondido de hostel...
Usted, experta cafetera, conoce Santa Fe de Antioquia?
Gracias por el aporte. Evidentemente Duende era polaco..

Hugo dijo...

¿O sea que los españoles se drogan y la comparten?

Con razón no les alcanza y siempre cae alguno de acá que va y les lleva para retribuir su generosidá.

Bati dijo...

HUGO: Jajajaja

Café (con tostadas) dijo...

ja! qué grande el Duende!

y no, snif, no conozco... vamos?

Bati dijo...

A qué hora y por dónde paso?

Café (con tostadas) dijo...

qué se yo... dame 10 minutos para armar el bolso y pasá por casa...