miércoles, 13 de julio de 2011

Estrógenos II

El invierno me aminita..

*) Aumento la dosis de perfume, para no perder la fragancia debajo de la bufanda.
*) Dejo crecer mi cabello mas de lo habitual, mantiene la temperatura natural de mis orejas.
*) Rumbo al trabajo escucho la radio. Necesito compañía en la oscuridad.
*) Desayuno barras de cereales con chocolate para incrementar calorías.
*) La calefacción seca parcialmente mi flequillo y lo asemeja al de Las Primas. Me miro al espejo y lo pongo en su lugar.

...

Menos mal que en el semáforo metí mano en la nariz y no en la cartera.

8 comentarios:

La Criatura dijo...

te entiendo, yo ayer pasé por una dietetica y dije: "cuántas cosas ricas..."

Café (con tostadas) dijo...

cuando llegues al rimel, asustate...

mientras tanto, no suena tan grave.

Bati dijo...

CRIATURA: Jajaja no te creo

CAFÉ: Si Rimmel no se inspiró en mis pestañas para fabricar su producto, paga en el palo (dijo Forlán).

Lic_jasper dijo...

El invierno aputaza...

Pipistrela dijo...

El exceso de perfume es un vicio masculino MUY común. Te paso el número de mi depiladora para cuando vengas a Gueno Saires. Es una genia.

fea dijo...

usa crema de cacao?
(esa que es como un lápiz labial)





... no se aflija, todo lo demás es una tontería!

Bati dijo...

JASPER: Minita, puto no

PIPIS: Buenísimo, porque los de la oreja me bloquean el ingreso de los auriculares!

FEA: Claro que uso, pero le digo manteca, para que no me confundan con Silvina Escudero..

paola dijo...

a todos nos agarra distinto el invierno, pero nunca había escuchado que los aminaba a los hombres.
yo para que no me agarre melancolía saque pasajes a Buenos Aires desde Neuquén para ir con mi hija así nos vamos a pasar unos días. estar en mi casa sin hacer nada me hace pensar demás