martes, 4 de octubre de 2011

Confesiones de una mente peligrosa IX

Los semáforos se ponen rojos cada vez que pienso en verde.

8 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

uuuuhhhh!

mirá como viene a quedar justito justito el gran tema Café del día!...

"Piensa menos y vive más
Lo que me pone de mal humor hoy está de más
No vale la pena vivir angustiado
Si al fin y al cabo todo es prestado
Y lo que alguna vez te hizo llorar ya pasará"

Bati dijo...

CAFÉ: Muy lindo el fragmento, gracias!
El video lo dejo de tarea para el hogar porque la gente mala de esta empresa me tiene el Youtube prohibido.

Pipistrela dijo...

Suele pasar que siempre pase a la inversa. A no ser que hables de un verde diferente al de la luz del semáforo.

Besos!

Lola dijo...

es como el test ese q t dicen q aprietes el boton verde y las letras estan en rojo... eso o sos daltonico

Hugo dijo...

No sé si te referís a lo mismo, pero para mí pensar en verde solo involucra dos cosas: Heineken o marihuana.

Los amigos del duende dijo...

vos porque queres parar en todas las esquinas...

La Criatura dijo...

eso por manejar bajo los efectos de los hongos alucinantes

Bati dijo...

CAFÉ II: Muy bonita canción. Gracias por compartirla.

PIPIS: Te aseguro que pasa en ambos sentidos, sin importar de dónde provengan las luces.

LOLA: Sóy daltónico. Pero de la cintura para abajo.

HUGO: Jaja A mí marihuana y Ferro

DUENDE: Jajaja Todo lo que vos digas me lo creo sin discusión.

CRIATURA: Jaja Supongo que en esas condiciones no me manejo