miércoles, 2 de noviembre de 2011

Miércoles! Qué fría!

Algunos días me despierto considerablemente mas drogado que otros. Puedo evidenciarlo en cuánto ejecuto el primer pensamiento. Hoy por ejemplo, ringtoneó el móvil, atiné a dejar ingresar un poco de luz a mi ojo izquierdo e inmediatamente me pregunté cuánto podía estar costando el kilo de mollejas. Supe que era Miércoles.

En verano, no puedo empezar el día sin una buena ducha de agua fría. Sabía que eso podía ayudarme a quitar de encima el interrogante sobre las mollejas. Pasé frente al espejo, imité a Axel Rose y me lavé los dientes. Calculé cuantas visitas en Youtube podía tener un video de un pibe cuasi despierto y semi desnudo interpretando You Could Be Mine. En primera instancia me pareció que podía estar a la altura del fenómeno Pasman, luego que podía perder mi trabajo.

Todavía bastante drogado me introduje en la bañera, cuestionándome si era indistinto decir bañera y bañadera. Residuos de detergente se entremezclaron con la lluvia y armaron una burlona superficie que al contactarse con mi todavía torpes pasos, proyectaron en pocos segundos una sintética película de toda mi vida.

El agua que se suponía helada, me quema. Mientras la regulo, cargo mi mano cóncava con una interesante dosis de acondicionador, que sólo identifico como ancondicionador al amigarla con mi cabello. En ese preciso momento, las primeras estalactitas caen sobre mi cuerpo. Y, a la velocidad en que se resuelven los cortometrajes, todas las neuronas vuelven a sus puestos.



El agua fría hace de mi miembro un miembrito y de mi cerebrito un cerebro.

10 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

1- No puedo entender eso de ducharse para despertarse.

2- Esa estrategia de la frasecita al final la tengo, la tengo... de dónde la tengo?






3- y? y el video?!

Lic_jasper dijo...

La modorra y el estado de seudodrogradicion se quita con una ducha y un cafe fuerte...

Vale dijo...

podría hacer una prueba piloto sobre el funcionamiento del video, subiéndolo al blog antes que a youtube, y nosotros le decimos. je.

el tamaño del miembro y el del cerebro, creo yo, pocas veces coincide.

Bati dijo...

CAFÉ:
1) Lamento estar tan lejos como para poder demostrarle.
2) Sí, claramente me la robé de Desayunos en Pantuflas. Debo pagar por eso?
3) El próximo Miércoles me filmo.

JASPER: Bienvenido!
Qué raro! Alguien que dice llamarse Café no entiende de duchas matinales. Se supone que se toma dentro de la ducha?

VALE: Ningún problema. Vos? qué video vas a subir si yo subo ese?
De lo otro, ni idea. Sólo puedo decir que no es cierta la ley de la ELE (de Larrivey).

Hugo dijo...

Te envidio.

Mi cerebro tiene terminantemente prohibido pensar hasta las 10 de la mañana.

Martín dijo...

Muy buena narración. Mi truco para que mi cerebro se espabile es sencillo: espero a la noche, y me acuesto a dormir. No bien mi cabeza toca la almohada con el propósito de descansar, mis neuronas empiezan a funcionar a toda máquina y el milagro de la sinapsis por fin se produce.

alelé dijo...

Todo demuestra que lo tuyo es el masoquismo puro.

Bati dijo...

HUGO: Hasta las 10? Real envidio entonces.

MARTÍN: Gracias! Ahora, me perdí un paso o es el mismo truco de todos?

ALE: Lo decís por cantar Guns & Roses?

La Criatura dijo...

drogadicto!

(debes ser puto y montonero también)

Bati dijo...

CRIATURA: Drogadicto y puto solamente.