martes, 7 de febrero de 2012

Ser fachero

En muchas ciudades, existen esquinas/intersecciones (en Neuquén, Av. Olascoaga y Sarmiento es un buen ejemplo) en las que los peatones hacen caso omiso a las señales viales, y simplemente ensayando una fenomenal cara de pelotudo y fijando la mirada en el horizonte, cualquiera puede con total impunidad cruzar la calle sin importar el volúmen del tráfico ni la velocidad de los rodados.

Éste, es uno de los primeros síntomas de foco infeccioso de negros cabezas en el microcentro.

8 comentarios:

Roh.- dijo...

A todos esos hay que mandarlos a provincia.

Yo vivo acá y los semáforos me chupan un huevo ( o un seno). Pero pasan pocos autos así que casi que no morimos nunca.

Hermana de SDU-7 dijo...

Todos putos, me dá igual (?).

Hugo dijo...

Algunos somos rubios y de ojos celestes e igual cruzamos sin mirar.

Pero de puro distraídos nomás.

Vale dijo...

contagia?

Bati dijo...

ROH: Jajaja Tanto tiempo! Y los que ya vivimos en provincia?

HERMANA: Negros y putos? Las tienen todas..

HUGO: Jaja hablaba acerca de una conspiración. Y para ser fachero como yo, no alcanzan los rubios de ojos claros..

VALE: Sin dudas. Efecto embudo se llama el contagio.

La Criatura dijo...

¿fachero por lo facho? ¡libre circulación para los negros cabezas!

Lola dijo...

ya d por si el microcentro es un foco infeccioso d todos los males!

Bati dijo...

CRIATURA: Claramente! Facho de porfesión, como carnicero, torero, diariero o barrendero.

LOLA: Buen Slogan para la próxima campaña del Macrismo