lunes, 17 de octubre de 2011

Confesiones de una mente peligrosa XIX



Te considero como si fueras el hermano de un amigo, aunque yo solo sea para vos, el amigo de un hermano.

5 comentarios:

Café (con tostadas) dijo...

me parece óptimo.

satanás juega con cartas jodidas y siempre es bueno ser precavido.

La Criatura dijo...

esos hijos van a salir deformes

Lola dijo...

no es lo mismo acaso, o yo ya toy muy quemada?

Hugo dijo...

¿Se relaciona con eso de que una novia sin tetas, más que novia es un amigo?

Bati dijo...

CAFÉ: Wow! Y quién te prestó a vos mis cartas para leer la mente?

CRIATURA: Los míos o los de mi hermano?

LOLA: Es lo mismo pero visto de puntos opuestos. Igual estás un poco quemada.

HUGO: No creo que tenga que ver con eso, pero mandame a tu amigo que yo me arreglo igual.